QUÉ DIFERENCIA TIENE COMPRAR SOBRE PLANOS O EN PROYECTOS YA CONSTRUIDOS

Aunque cada día es más común comprar vivienda sobre planos, mucha gente siente cierto temor y prefiere comprar en proyectos terminados.

Y es que adquirir vivienda en una obra ya construida tiene ciertas ventajas. Por ejemplo, es posible ver el inmueble que se va a comprar en físico (no solo en planos o en un modelo), se aprecian los acabados reales que tiene en lugar de imaginarlos y, si está para entrega inmediata, se puede empezar a usar sin esperar mucho tiempo. 

Sin embargo, la adquisición de vivienda sobre planos ofrece más beneficios. Esta consiste escoger un inmueble y separarlo antes de que se inicie la construcción del mismo, o mientras está en proceso la edificación. 

De acuerdo con la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), este sistema, también conocido como preventa, “tiene su origen en una de las estrategias utilizadas por los constructores, después de la crisis de los 90, encaminada principalmente a reducir y minimizar los riesgos asociados a la construcción”. 
Las organizaciones empiezan a vender las unidades de la obra sin haber iniciado la construcción, con el fin de asegurar los recursos antes de finalizar el proyecto. Con esta modalidad, “se empezó a consolidar el sistema para disminuir el riesgo de acumular inventarios de viviendas terminadas y de generar una caída en los precios de la finca raíz”, aseguró Camacol. 

Para la Asobancaria, que una persona compre vivienda sobre planos es una opción común y que ofrece múltiples ventajas como “pagar por plazos la cuota inicial del inmueble durante el tiempo que dure la construcción, pactar el valor de la propiedad desde el inicio y, si se acuerda con la empresa, realizar cambios sobre el plano inicial a gusto del consumidor”. 

Pero, esos no son los únicos beneficios. Aparte de lo mencionado anteriormente, este tipo de compra es más económica ya que el precio del inmueble es más barato por no estar construido y, además, es una inversión segura ya que una vez entregada la vivienda el valor comercial de esta se ha incrementado por estar ya construida y por la valorización del predio.

De hecho, este último aspecto es la principal desventaja de comprar en un proyecto terminado, pues el valor es más alto que el que pagaron quienes compraron sobre planos y se basa ya en valor comercial. 

Aunque las ventajas de una modalidad sobre la otra son evidentes, si usted definitivamente no se siente seguro comprando sobre planos, es importante tener en cuenta que, como lo afirma María Clara Luque, presidenta ejecutiva de la Fedeonjas, la finca raíz “no es un mercado volátil, no es un mercado que tenga picos altos y bajos en precios, sino que es un mercado que se mantiene”. Es decir, que sin importar la forma en que se adquiera una propiedad esta va a ser una inversión segura. 

RECOMENDACIONES 

Para que la compra sobre planos sea segura y transparente, Asobancaria aconseja:

• Investigar la trayectoria de la constructora.

• Revisar los planos generales y detallados del proyecto en compañía de un arquitecto.

• La compra debe estar respaldada por una fiducia, entidad que se encargaría de administrar el dinero del comprador y verificar que este se invierta en la construcción de la obra en los términos que el constructor le ofreció. Además, esto garantiza que se devuelva el dinero en caso de que el proyecto no se ejecute. 

• Es importante firmar una promesa de compraventa, revisar muy bien las cláusulas que en esta se estipulen y que el documento sea autenticado en una notaría. 

Compartir en: